lunes, enero 09, 2006

NAVIDAD PRESENTE

Este es un paralelo entre dos que nacieron el mismo día.
Y murieron también el mismo día.
Lo termine de escribir el dia 8 de diciembre de 2004

¡FELIZ NAVIDAD... NAVIDAD TRISTE!

Él, envuelto en delicado algodón, ni siquiera lloraba!.
A vos..., el hambre ya te golpeó cuando fuiste tirado a la calle.
¡A trabajar!, fue la primer palabra que conociste,
para traer el pan y así, ayudar a tus hermanos...
A él, lo bajaban del auto, le arreglaban el guardapolvo,
Y... el valet, le acomodaba la mochila a la espalda.
A vos..., si fuiste hasta cuarto, fue por propio esfuerzo.
ni hablar de secundaria...! A esa edad, ni te acuerdas,
Para él, existía Papá Noel, Los Reyes Magos,
Halloway... y también... había cumpleaños,
Para vos..., eran cuentos de hadas...!
Paso tu infancia, confundiéndose con tu pubertad,
Nunca un trencito!, nunca un regalo!, siempre fue ¡...Trabajá...!
A él, la juventud lo sonreía, le daba todo lo que pedía,
Para vos..., las necesidades eran tantas, que te faltaban horas al día.
Para Él, la madrugada comenzaba a las 10, de la mañana...
Y terminaba la fiesta..., con otra fiesta...! ¡qué feliz que era...!
A vos, el trabajar, cuanto más duro... mejor descansabas!.
Para él..., solamente el pensar, lo cansaba!.
En la puerta del vaciadero municipal, ¡conociste a tu compañera!,
Él, en una fiesta de la empresa de su familia...!
La vida te regaló retoños, que nunca tuvieron que pasar lo que tu,
Por el esfuerzo de tu compañera y vos...!
Él, ya estaba... por el tercer... divorcio...!
Un día, tu compañera te dejó solo,
con tus cinco pichones, cinco retoños... cinco gajos...
colgados de tu ya añoso tronco...!
A quienes aun los guardas y le hablas de ella...
De cómo los cuidaba y como les enseñaba...
Noches y noches, pasan mirando las estrellas,
Contándoles que en una, se encuentra, quizás, ella...!
Él, no recuerda cual fue la última noche y donde la paso.
El reloj de la vida fue horadando el tiempo,
y fue dejando huellas, arrugas visibles en tus manos...
En vos, duras!...en él, solamente momentos de felicidad!!!
Las canas, tocaban a final, para un padre que tenía sus hijos,
Viviendo en un continuo trabajo,
Y quienes, a su vez... tenían hijos... y estos...!
¡ Rodeaban al abuelo! Felices de tenerlo!.
El sencillo cajón, había sido pagado entre todos...!
Las pocas flores, indicaban la humildad en que te velaron...
La poca gente que te acompañó,
Hasta el camposanto municipal,
Te recordaban con cariño...
A él..., lo encontraron en un húmedo y oscuro callejón,
¡fue una “sobredosis”... Dijeron,.. ¡Nunca nadie supo que murió!,
Vos, viviste feliz!. Él, creo, demostró a todos que era feliz.
Lo taparon con un negro plástico.
Fue, ¡Su mas Pobre Navidad!, era un 25 de diciembre.
La tuya, aun la recuerdan tus nietos...!

FUTURO?

2 comentarios:

misavi44 dijo...

oscar sos lo mas dulce que conoci a la ditancia tenes un sensibilidad increible y de corazon te felicito no cambies nunca

misavi44 dijo...

porque no seguis escribiendo?estoy esperando una promesa no la vas a cumplir?si se buenito escribila