sábado, septiembre 24, 2005

IDEARIO 8

Hola, hoy quiero volver sobre el tema de la soledad, solamente para hacer un comentario de este tema... pues, se que hay muchas personas que estan en esa situacion. A todas estas, deseo hacerles llegar este escrito, no es porque yo me sienta asi, he transitado este tipo de momentos, si!, pero los he podido superar a fuerza de realidad, voluntad, esfuerzo propio y el acompañamiento de pequeños detalles que hacen a la vida diaria y constante. Para todas aquellas personas, les digo:
LEVANTEN ESE ANIMO... SEAN UNA MISMA... BUSQUEN QUIEN LAS ENTIENDA...
Para todas ellas he escrito esto... les pido lean...

SOLEDAD

Palabra compuesta por “sol”, inicio , luz, claridad, y “edad”, tiempo, era, infancia, pubertad, adolescencia, juventud, vejez, ancianidad, senilidad…
No tiene definición, simplemente el hecho de mencionarla, implica que quien la utilice, quizás, viva a la sombra de ella.
Soledad, se vive y quien vive en Soledad, no quiere decir que viva solo/a.
Este hecho de vivir solo, forma parte de aquellos que han hecho de su soledad una norma de vida, por ende, esta norma, rige todos los momentos de su vida, todo esta reglado a ella, encapsulado, no nota el contraste que tiene esta forma de vida, para con y en los demás.
No se da cuenta que es motivo de charlas en silencio, entre sus allegados, tiene costumbres que están a contrapelo de sus amigos, conocidos, allegados.
El solitario, apodo que se da a este tipo de personas, es visto como una persona huraña, callada, silenciosa, poco dada, de pocas palabras a quien se lo suele consultar, para informaciones de todo tipo y por el hecho de ser callada, se lo tiene como aquel sabelotodo o arbitro de quienes desean tener a alguien a quien culpar.
Quien vive solo, no necesariamente vive en soledad, si quiere hacerlo, la soledad es un estado de animo, es una forma de escapar de la realidad que rodea a quien desea demostrar que vive en soledad.
Ahora bien, quien desea vivir en soledad, es como dice el Martín Fierro, “… al ñudo que lo fajen…”, aun acompañado, se puede vivir en soledad.
Esta, no es una enfermedad, ahora bien, sí, es un estado de animo, que reúne todas las condiciones para tener enfermedades. Quien vive en soledad, aunque no quiera demostrar su soledad, este estado es percibido por aquellos que lo rodean, haciendo que su estado de un efecto domino, en donde, hasta para quienes sabiendo que lo afecta son absorbidos también.
Digo que es un estado de animo, porque implica que todo aquel que así vive, permanentemente le falta algo, no consigue lo que desea, se queja de su mala suerte, es afectado por todo lo que a su alrededor sucede, considera que es el único culpable de cuanto accidente sufre.
Hay solos, quienes viven una vida entera llena, plena y normal junto a sus seres queridos y amigos, pero hay solitarios, que sienten como una necesidad el hecho de vivir en soledad, creen en que no van a poder rehacer este hecho y tornarlo en positivo, esto se debe a su falta de fe en sí mismo. Un psicólogo explicaría con estas palabras: “…es una persona que no se valoriza a si misma…”, o “es una falta de autoestima…”, seria algo así como que no se encuentra uno mismo, por ende no puede ayudarse.
Vive solo, quien así desea, alejado de todos y todo, por propia iniciativa, caso el pescador, cazador, etc.
Es solitario, quien pese a estar acompañado, utiliza a quienes lo acompañan para denotar su estado.
Vive en solead, quien desea hacer notar su anormal estado, aunque este viviendo solo o acompañado, su animo lo hace evidenciar un defectuoso y amorfo sentimiento de culpa que se inmola ante cualquier indicio que trasunte esfuerzo mental o cambiar ese estado.
Vale decir, en soledad, vive quien, se siente atado, caido, undido en un profundo pozo imaginario, quien pese a tener formas y ayuda para cambiar, encuentra que se hunde cada vez mas porque sufre en si mismo ha sido cambiada por un incoherente… “no se puede”, no se… “ “me es tan difícil…”, “ No le encuentro la salida…”, etc. y así, con ese tipo de razonamiento ambiguo, híbrido, no responde su fe a en si mismo.
La soledad, hace que el humor de uno sea negro, incoloro, da tal manera que no se vibra al percibir colores vivos… (humor sano)
La vivencia que la soledad es para uno mismo, este la vive y sufre en soledad…

CONCLUSION

En soledad, se inician las más grandes CONFLAGRACIONES.
En soledad, solemos elucubrar los mas grandes delitos…
En soledad, no creemos en nadie… Ni en nosotros mismos…
En soledad, la distancia se hace mas lejana…
En soledad, no tenemos recuerdos…


1 comentario:

misavi44 dijo...

si pero a veces soledad tambien es compartir cosas como por ejemplo la necesidad de ayudar a otros que si no sentimos esa soledad no podriamos no te parece?